+34 969 132 117
L-S: 10.00h - 14.00h y 16.30h - 20.00h D: 10.00h - 14.00h
Maridar queso y café: trucos y consejos

Maridar queso y café: trucos y consejos

¿Queso y café? Seguramente nunca te has planteados juntar estos dos productos pero te podemos asegurar que casan a la perfección. Si juntar queso con dulces como la miel, albaricoques secos, dátiles, nueces o uvas es una auténtica delicia; conjugar el amargor y acidez del café con un buen queso manchego te sorprenderá. Te proponemos unos pequeños trucos para maridar queso y café sin morir en el intento.

Nadie se extraña al consumir el café con leche, ni tampoco la creciente moda del Bulletproof Coffee en la que se conjuga la mantequilla y el aceite de coco y que tan de moda ha puesto la actriz Gwyneth Paltrow. ¿Por qué no juntar el café con otro lácteo como el queso?

Una tradición del pasado

Kafeost, queso y café

En los países escandinavos llevan décadas consumiendo el kaffeost, una tradición sueca en la que colocan cubos de queso en la taza o vaso antes de regarlo con café bien caliente hasta dejar que este se esponje y no se deshaga. Se trata de una elaboración especial, el  Juustoleipä, un queso fresco de reno (ahora ya lo hacen con queso de vaca o cabra) al horno que queda con la textura de una pequeña torta de pan. Esto le da suntuosidad y sabor al café y ayuda a afrontar el duro frío del invierno.

Los franceses también acostumbran a tomar la oscura bebida con uno de sus quesos más cremosos, el maroilles, propio de las regiones del norte del país y con un olor bastante fuerte. Este queso de corteza rojiza vuelve a ser popular en ciudades como París, en el que las cafeterías lo ofrecen para remover el café junto con una tostada de pan.

Cómo maridar queso y café

La cremosidad del queso liga bien con la acidez del café y deja un sabor gustoso en el paladar. Muchos de los aromas que se encuentran en el café tostado también los encontramos en los quesos. Pero no todo vale en esta unión, por eso te recomendamos elegir el café y el queso adecuado. No pruebes mezclas extrañas en casa porque puede que no te lleves un buen recuerdo… Debes tener presente que los quesos azules, intensos, fuertes y olorosos no pegan con ningún tipo de café.  

Los mejores cafés para maridar con queso son los cultivados en Asia-Pacífico porque tienen un cuerpo más potente, mayor intensidad y su tostado es mucho más intenso. Esto hace que su sabor no se diluya con el del queso.

La elección del queso no es menos importante y te enseñamos un truco: el queso no debe tener más fuerza que el café. Su intensidad debe estar equilibrada y los más recomendables son los suaves y cremosos. Por ejemplo, puedes disfrutar de un queso gouda añejo, que destaca por su textura suave y toques dulces, o de un Queso al Romero Chaves. Las hierbas aromáticas es otra opción ya que se intensifican con el café sin que este pierda fuerza o intensidad.

Además, no dejes de probar el café con Queso Manchego Artesano «El Rochano», el café matiza y suaviza el sabor del queso sin que se pierda todo su sabor. Maridar queso y café es una verdadera explosión de sabores que seguramente disfrutarás en tus sobremesas, brunch o merienda.

Dejar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

este es mi pop up